Desde el espejo

Sabina Spielrein

Acabo de terminar de leer la biografía de Sabina Spielrein. El libro se titula 'La verdadera historia de Sabina Spielrein' escrito por el noruego Karsten Alnaes. Esta mujer, Sabina Spielrein, seguramente muy desconocida para la mayoría de los mortales, fue en su momento una reputada psiquiatra y psicoanalista. Pero antes de llegar a serlo, en su juventud sufrió un trastorno psicológico por el que fue tratada por el entonces advenedizo Carl Gustav Jung, con el que además de ser su paciente mantuvo relaciones y se convirtió en su amante. Aparte de Jung, también conoció a la flor y nata del psicoanálisis, como el eminente Sigmund Freud y otros profesionales de la época con los que debatía y compartía ideas profesionales.

Personalmente nunca había oido hablar de esta mujer, pero me gustan las biografías, y esta además se situaba en un período de tiempo del que soy muy entusiasta, y es principio del siglo XX y el período de entreguerras. Sabina Spielrein, de origen judío, nació el año 1885 en Rostov del Don, antigua Unión Soviética. Como de joven tuvo algunos problemas mentales, su familia, una acomodada familia judía de comerciantes, la llevaron a la 'Institución para enfermos Mentales Burghölzli' de Zurich, para que fuera tratada. Alli conoció a Carl Gustav Jung, un prometedor doctor suizo que comenzaba su carrera como psiquiatra, y del cual se enamoró, se hicieron amantes y tambien la curó de su inestabilidad mental. Fue con Sabina cuando por primera vez en su carrera Jung aplicó el psicoanálisis, esa nueva y novedosa técnica de la época. Una vez curada, Sabina estudió en la universidad y se hizo también psiquiatra. Su relación con Jung terminó bruscamente y de mala manera cuando su madre se enteró de que tenía relaciones con su médico, que además estaba casado.

Sabina Spielrein

Mas tarde, conoció a Paul Scheftel y se casaron. Tuvieron dos hijas, Renate y Eva. El matrimonio vivió en diferentes lugares, debido al trabajo de ambos, tanto en Berlin, en Munich, como en Suiza. Cuando se produjo la revolución de Octubre en 1917, donde los bolcheviques rusos derribaron el gobierno zarista, Sabina y su marido, como más compatriotas, intelectuales y profesionales, que se hallaban fuera de Rusia, volvieron a su país para ayudar a crear esa prometida nueva realidad que proclamaba el gobierno comunista. En Moscú funde y dirige una clínica para niños con trastornos psíquicos. Ingresa en la 'Asociación Rusa de Psicoanálisis' y trabaja en el 'Instituto de Psicoanálisis' de la misma ciudad. Luego ella y su familia se mudaron a Rostov, el lugar de nacimiento de Sabina. Sin embargo, esa nueva realidad se convirtió en pesadilla, y comenzó el reinado de terror bajo el gobierno de Stalin. En ese momento, todo el mundo era susceptible de ser encarcelado, torturado y ejecutado. Los comisarios políticos campaban a sus anchas por Rusia, haciendo y deshaciendo familias.

Sabina veía como caían amigos, conocidos y familiares sin motivo alguno para que fueran encarcelados y ejecutados. En 1936 el psicoanálisis se prohíbe en la Unión Soviética. Ella, su marido y sus dos hijas sobrevivieron a las purgas de Stalin, pero no pudieron sobrevivir a la invasión alemana de Rusia. En 1941, los alemanes hicieron prisioneras a Sabina y sus dos hijas (su marido había muerto de una trombosis en plena calle, años atrás), y junto a otras judías más, fueron fusiladas frente a la Sinagoga de Rostov.

El libro lo edita Siruela. En conjunto es un buen libro, con altibajos. Los momentos de amor entre Jung y Sabina me resultan un poco pesados y demasiado románticos. En estos casos parece siempre una novela de Corín Tellado. Claro que debe ser romántico porque es una relación de pareja. Iba a decir que dos personas enamoradas, pero parece que Jung simplemente utilizaba a Sabina para satisfacer su deseo sexual, sin querer ir más allá porque quería demasiado a su propia familia, y Sabina se dió cuenta tarde de ello. Aunque por mucho tiempo tras la ruptura, siguió enamorada de Jung e incluso siguieron manteniendo correspondencia.

En mi opinión, a partir de que se termina la relación con Jung, la biografía empieza a tener más sustancia y se pone más emocionante. La fama de Sabina se debe a que en 1912 escribió 'La destrucción como causa primera del devenir', tesis muy influyente en el mundo profesional de su entorno. También escribió muchos artículos en revistas especializadas pero esa tesis se considera la más importante. En ella, Sabina desarrolla la teoría de que en la naturaleza humana hay una tendencia a la autodestrucción que está vinculada al propio instinto de conservación, de manera que ambos componentes dependen el uno del otro.

Antes de su publicación, Sabina expuso la tesis en la reunión de los miercoles que celebraba Sigmund Freud en la 'Asociación Psicoanalítica de Viena', en 1911. Freud en principio la rechazó, pero en 1920 escribió 'Más allá del principio del placer' donde el insigne médico austríaco desarrolla las ideas sobre el instinto de muerte y las tendencias destructivas de los seres humanos. Todo indica que la base de ese libro son las ideas que Sabina desarrolló en su tesis 'La destrucción como causa primera del devenir'. Pero a Sabina solo la menciona una vez y es una nota a pie de página.

De su ex-amante Carl Jung se puede decir algo parecido, y es que según Karsten Alnaes y otros escritores que han tratado el tema de Sabina Spielrein (el libro menciona bibliografía sobre su persona) a Carl Jung le inspiró sus conversaciones profesionales con Sabina, y a veces incluso utilizó ideas propias de Sabina para crear sus teorías más famosas. Por ejemplo, su famosa teoría sobre el espíritu femenino y masculino, anima y animus, que fueron desarrolladas en consonancia con ideas concebidas por Sabina Spielrein; o la teoría de la sombra, aquella que dice que los seres humanos tendemos a reprimir u ocultar cualidades que creyemos inaceptables o desagradables e incluso censurables. Esas cualidades conforman una personalidad parcial que convive junto a la personalidad dominante y visible, la persona.

Sigmund Freud eligió al germánico Carl Gustav Jung como su alumno más aventajado. Con el tiempo, el alumno se fue distanciando del maestro y divergiendo en sus ideas. Sabina Spielrein mantuvo una relación triangular con esos dos eminentes doctores. De Jung fue amante. Freud fue su confesor. Con el tiempo, la relación triangular también se rompió. Con la llegada del nazismo en Alemania, Jung fue nombrado presidente de la 'Sociedad de Medicina General para la Psicoterapia', sociedad de creación nazi. Su relación con Freud, judío, estaba deteriorada desde hacía mucho tiempo y desde luego su relación con Sabina Spielrein. Comentar, sólo como un mero detalle, que Karsten Alnaes señala que si Jung aceptó la presidencia de la Sociedad, fue porque desde hacía tiempo quería fundar una "psicología alemana", distinta de la "psicología judía" que representaban Freud y la 'Asociación Alemana de Psicoanálisis'. Para Jung, la psicología judía era distinta de la psicología alemana.

Se suele decir que los nazis aprovecharon muchas de las ideas de Jung para defender y dar validez a su propios postulados mesiánicos. Carl Gustav Jung era antimarxista y antimaterialista (lo contrario del comunismo) y sus temas se basan en gran parte en la misma tradición mítico-romántica de la que los nacionalsocialistas toman sus símbolos y su material de propaganda. Además, Carl Gustav Jung profundiza en el inconsciente colectivo, en las huellas de los arquetipos en nuestras almas, y ahí los nacionalsocialistas encuentran una argumentación para sus confusas afirmaciones sobre el alma del pueblo y el gran colectivo. Es decir, como hicieron cuando adoptaron las ideas que le convenían de F.W. Nietzsche, la idea del superhombre, las teorias de Carl Gustav Jung les permitían justificar sus abusos.

La vida de Sabina Spielrein, cortada de raiz junto a sus hijas en la plaza de Rostov frente a la Sinagoga judía, se merecía un recordatorio como este y paralelamente tambien aquellos que vivieron con ella, la rodeaban o que vivían en esa época convulsa y poco amiga de derechos humanos.


Creado el 30 julio, 2012. Sabina Spielrein - La verdadera historia.

Desde el espejo es una página libre e independiente cuyos contenidos se insertan aleatoriamente atendiendo al gusto particular del que escribe. © 2012, Desde el espejo. Todos los derechos reservados.