Desde el espejo

Patrician III - Imperio de los mares

Tutorial

Con el tiempo quizás haya más juegos, pero por el momento, empezamos con este, 'Patrician III - Imperio de los mares', un juego de comercio ambientado en el mar Báltico, en las ciudades de la Liga Hanseática, durante el siglo XIV. Lo que viene es parte del tutorial que viene incluido en el juego y que yo recuerde algunas notas mías apuntadas al margen. En fin, este juego me demostró que no hubiera hecho carrera como comerciante, sino que me hubiera ido mejor como pirata, qué le vamos a hacer. De todas formas, el juego promete horas de entretenimiento y se puede entender que también de sufrimiento. Si eres de los expertos en este estilo de juegos, que son más bien simuladores, a lo mejor parece que exagero pero para los aficionados que pican en un estilo y en otro, este es de los juegos creo que bastante dificil para lograr algo importante. Te puedes mantener con un capital mínimo pero ir más allá.. porque si no arriesgas, el juego aburre.

El juego usa conceptos y prácticas de economía que se utilizan en el día a día en la vida real. No he vuelto a jugar desde hace tiempo. Quizás si me pongo de nuevo lo vea diferente, pero lo dudo. En fin, aquí viene el tutorial, que no promete nada pero deja más claro los conceptos.

Comercio

Patrician III - Imperio de los mares

Básico desde el principio: dejar un remanente para pagar la factura de mis empleados.

Si el nivel de consumo es muy inferior a las existencias, el precio será más bajo y por tanto es una buena mercancía para comprar, pues habrá beneficios al venderlo.

Diferencia entre el precio de compra y el de venta (en el botón de mercancías): cuanto mayor sean sus diferencias, mayor es la demanda de la ciudad, y por tanto menos conveniente el precio de compra al ser muy caro.

No comprar nunca mercancías cuyo precio de compra sea cerca del doble del de venta (una diferencia del 10% es aceptable). Significa que la oferta de este producto es muy baja y por tanto habrá muchas dificultades en sacar beneficios de su venta.

Población

La población la componen:
-Mendigo.
-Gente pobre que consume: trigo, pescado y cerveza.
-Gente rica que tiene más necesidades caras: carne, vino y ropa.
-Gente acomodada: es un punto intermedio entre los anteriores.

Para que la posición social o económica aumente, hay que contentar a las tres clases sociales (los mendigos como en la vida real no pintan nada) aunque la popularidad también aumenta realizando otras cosas en beneficio del Imperio y sus ciudadanos. Y VENDER el mayor número posible de productos en la ciudad de origen.

Construcción de ciudades y su crecimiento

Ciudad. Consta de tres tipos de edificios:
-Edificios públicos: astillero, taberna, la lonja, Iglesia y Ayuntamiento.
-Viviendas.
-Edificios productivos: fábricas y explotaciones.

Otro edificio fuera de estos grupos es la Oficina comercial, que es también mi vivienda, oficina y almacén. En otras ciudades representa mi compañía comercial.

Los edificios públicos se encuentran siempre en la zona portuaria o en torno a la plaza Mayor.

Se puede construir fábricas, explotaciones y casas en todas las ciudades en las que yo establezca una oficina comercial.

Cada ciudad tiene condicionantes diferentes y también los oficios de la población varían. Por ello solo se puede construir determinadas factorías en cada ciudad.

La categoría de la ventana de construcción "Edificios militatres" solo está disponible cuando sea alcalde.

Para construir, los materiales se toman de mi oficina comercial si están disponibles. Si no fuera así, entonces se compran directamente en la ciudad.

Si un material no está en la ciudad, la materia prima hay que comprarla en otra ciudad para poder construir.

Brea, sal y ladrillos no merecen la pena elaborarlos pues dan poco beneficio. Solo comprar cuando haga falta para construir algo.

Las decisiones que se tomen en la ventana de taller afectan a todas las instalaciones del mismo tipo.

El coste total semanal son los gastos generados por todas las fábricas de este tipo. Engloba:

-Impuestos.
-Mantenimiento.
-Costes salariales.

Para mantener baja la relación de costes y valor de la producción, hay que mantener la instalación siempre a su máxima capacidad.

El coste de producción no es igual en todas las ciudades.

Mis edificios son de color azul. Los de mi competidores de blanco. Los edificios públicos en gris.

Viviendas. Son ocupadas por trabajadores. Por cada trabajador, se deben de acomodar una media de 4 personas en la ciudad. Cada obrero tiene una familia.

Si no hay suficiente alojamiento en una ciudad, el número de trabajadores no puede aumentar.

Solo se puede construir el primer tamaño de la casa. Los demás tamaños se construyen automáticamente al mudarse allí más gente. Si tiene su mayor tamaño es que el alojamiento escasea.

Casa de madera para la chusma.

Se puede fijar el precio de alquiler y para que las viviendas se llenen, tiene que haber trabajo disponible en la ciudad.

La gente pobre debe de estar satisfecha (por ejemplo que no falten mercancías) pues si no es así no vendrán inmigrantes a la ciudad.

En una ciudad siempre hay menos gente rica que gente acomodada; y menos gente acomodada que gente pobre.

Una clase insatisfecha puede disminuir de clase. Una vez el grupo descontento, lleva tiempo restablecer la normalidad. Paciencia.

El icono de habitantes indica el grado de satisfacción. La flecha verde indica si sube, la roja si baja.

Otros factores, ademas de los productos, pueden satisfacer a las clases sociales mejorando la calidad de vida de la ciudad:

-Pozos.
-Hospitales.
-Calles, caminos.
-Sistemas defensivos.

Un artículo no hace falta en una ciudad cuando su precio de venta sea similar al de compra.

La reputación puede empeorar si se acapara en mi almacén productos escasos en mi ciudad.

Para usar los iconos que aparecen en las ciudades del mapa y que indican los artículos que se necesitan con mayor urgencia, para mayor beneficio (pues la competencia también los conoce) hay que concentrarse en las ciudades cercanas a mi ciudad.

Una vez Maestro mercader se puede empezar a construir fábricas, explotaciones y casas en mi ciudad.

Se comienza a construir instalaciones para la principal actividad económica de mi ciudad. Por ejemplo, si es la pesca y construcción de herramientas, construir las instalaciones propias de ellas: taller y casa de pescadores.

Construir instalaciones da dos ventajas.

-La reputación mejora con cada trabajador que se contrate.
-La creación de centros de trabajo atrae a nuevos ciudadanos, con lo que se incrementa la demanda y se vende así más productos.

Al general empleo, la reputación entre la gente pobre de la ciudad aumenta.

Mis instalaciones tienen que tener materias primas que tienen que estar disponibles en mi oficina comercial. Con un administrador en la oficina, este se encargará de comprarlas cuando haga falta.

De Maestro mercader se sube a Patrono. Para poder convertirse en Patrono, se debe adquirir más experiencia y fortuna.

Para ser Patrono hay que concentrarse en las telas, vino y carne para los habitantes más acaudalados de la ciudad; pieles (en el Este) y especias.

Para transportar eficazmente los productos fabricados, se ha de tener al menos otro barco.

La construcción de una goleta o una carabela se encarga en el astillero de mi ciudad. Cuanto más se utilize el astillero (construir barcos o reparaciones) mejores serán los barcos que construya.


Patrician III - Imperio de los mares: Comercio Batallas navales


Creado el 08 julio, 2012.

Desde el espejo es una página libre e independiente cuyos contenidos se insertan aleatoriamente atendiendo al gusto particular del que escribe. © 2012, Desde el espejo. Todos los derechos reservados.